A¬T

Ella era un huracán y a él le encantaban los desastres

Ana & Tomás from Armónico Studio on Vimeo.

Recordó en ese instante las palabras que John le había dicho: Si por una emoción muy fuerte se llegan a encender todos los cerillos que llevamos en nuestro interior de un solo golpe, se produce un resplandor tan fuerte que ilumina más allá de lo que podemos ver normalmente, y entonces ante nuestros ojos aparece un túnel esplendoroso y muestra el camino que olvidamos en el momento de nacer y que nos llama a reencontrar nuestro origen divino. El alma debe reintegrase al lugar de donde procede, dejando al cuerpo inerte.

Armónico Studio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *