I¬JM

Cualquiera en su sano juicio se habría vuelto loco por ti

Todas las veces que te miro, o que te abrazo, siento que mi corazón late mucho más fuerte, como si quisiese salirse del pecho. Eres la luz de mis ojos, la nota de música, más dulce y afinada para mis orejas, tus susurros me sumergen en una dulce locura de la que no quería salir nunca.

Armónico Studio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *